• Jorge Paucar Albino

Ministerio de Salud otorga primera licencia de cultivo de cannabis a Cann Farm Perú

En Perú, la legislación exige que si vas a cultivar cannabis para uso medicinal y poder abastecer a los establecimientos farmacéuticos autorizados para vender la planta y sus derivados, se debe contar con una licencia de producción, que "se otorga exclusivamente a las entidades públicas y laboratorios debidamente registrados y certificados", según la Ley 30681 promulgada en noviembre del 2017. En entrevista con 'Sativa Info', Andrés Vázquez, presidente de Cann Farm, señaló que la empresa está dispuesta a trabajar de manera conjunta con las asociaciones que quedaron excluidas de la normativa.

[Foto: Kimberly Delaney / Getty Images]


Tras un largo proceso burocrático iniciado en mayo del 2018 cuando la empresa hizo la consulta al Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) sobre la importación de semillas, el pasado 23 de marzo del 2021, la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) otorgó la primera licencia de cultivo y producción de cannabis al laboratorio Cann Farm Perú a través de la Resolución Directoral N° 2784-2021/DIGEMID/DPF/UFPC/MINSA.


En Perú, la legislación exige que si vas a cultivar cannabis para uso medicinal y poder abastecer a los establecimientos farmacéuticos autorizados para vender la planta y sus derivados, se debe contar con una licencia de producción, que "se otorga exclusivamente a las entidades públicas y laboratorios debidamente registrados y certificados", según la Ley 30681 promulgada en noviembre del 2017.


Para poder solicitar la licencia de producción, la empresa tuvo que adquirir un fundo de 62 hectáreas en el distrito de Sayán en la provincia de Huaura, donde ha invertido más de US$ 7 millones, ya que la legislación exige que, aparte de ser un laboratorio farmacéutico certificado, se debe cumplir con una serie de requisitos para poder solicitar la licencia de cultivo, como se puede ver en la web de Digemid. Quien quiera emprender en este sector debe contar con:


1. Un Plan de Producción Agrícola autorizado por el Midagri.

2. Certificado del origen del material genético a utilizar aprobado por el Midagri.

3. Protocolo de seguridad para el cultivo, siembra, manejo y cosecha de cannabis para uso medicinal, así como otro protocolo de seguridad para la manufactura de derivados del cannabis. Ambos deben estar aprobados por el Ministerio del Interior (Mininter).

4. Plan de producción para la fabricación de los derivados del cannabis para uso medicinal

5. Plan de disposición de desechos de cannabis para uso medicinal durante el proceso de producción

6. El representante legal y las personas vinculadas con la seguridad y manipulación no deben contar con antecedentes policiales, penales y judiciales por delito de tráfico ilícito de drogas y relacionados.

7. Certificado del Registro de Productor de semillas cuando se refiere a licencia que incluya la producción de material genético.


Toda esta documentación la presentó Cann Farm Perú ante la Digemid en marzo del 2020 y, un año después, se le otorgó la primera licencia de producción de cannabis para uso medicinal del país. Hasta el momento, lo que se vende en los establecimientos farmacéuticos son productos de cannabis importados de Estados Unidos (EEUU) y Canadá.


En diálogo con Sativa Info, Andrés Vázquez, presidente de Cann Farm Perú, explicó que ahora la empresa está en proceso de importación de semillas provenientes de Colombia. Vázquez explicó que para traer cualquier material genético, el Midagri tiene que haber acordado un protocolo sanitario con el país de origen.

"Lo que limita a otros países no es la norma de cannabis, sino depende de voluntad de ambos países", dijo en referencia al hecho de que solo hayan protocolos sanitarios aprobados para importar semillas de cannabis de Colombia y Estados Unidos (EEUU).

Para iniciar este trámite, quien desee importar semillas de cannabis, debe solicitarlo al Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) con una carta del proveedor de semillas que confirme la intención de compra/venta.


Cann Farm Perú tiene planeado usar tres variedades de cannabis distintas para extraer tetrahidrocannabinol (THC) con efectos analgésicos, antieméticos y antiespasmódicos; otra para cannabidiol (CBD) con efectos ansiolíticos, anticonvulsivantes y antiinflamatorios; y otra variedad de la que se extraería cannabigerol (CBG), que es usado para reducir la presión intraocular y tiene potencial como antibacteriano y antibiótico.


Vázquez espera que se pueda implementar el procedimiento de una fuente semillera y rescatar el material genético cannábico de Perú para poder tener una producción cien por ciento nacional de semillas.

[Foto: Dmitry Tishchenko / Getty Images]


Propuesta de cultivo solidario

En Perú, la ley que regula la cannabis de uso medicinal se aprobó luego de la lucha de pacientes y cultivadores que participaron en marchas y protagonizaron el caso emblemático de 'Buscando Esperanza', una asociación de cultivo de cannabis, cuyos integrantes fueron víctimas de un allanamiento y denuncia policial por cultivar y procesar cannabis para pacientes con convulsiones y dolor crónico. Por este caso, finalmente, una jueza ordenó archivar la denuncia y anular los antecedentes del cultivador Luis Gavancho, el médico Juan Lock y Ana Álvarez, madre de un paciente con esclerosis tuberosa. Sin embargo, la Ley 30681 no ha permitido la formalización de la actividad de estas asociaciones, ya que no las incluyó en las licencias.


Conociendo esta historia de la regulación del cannabis en Perú, la empresa que ha obtenido la primera licencia de cultivo de cannabis para uso medicinal dice no tener ningún problema en que se regulen el autocultivo y el cultivo asociativo.

"No vemos ningún conflicto entre las normas para las empresas y las normas para los particulares. No hay ningún problema en que haya una regulación del autocultivo y cultivo asociativo. Son pacientes que no van a comprar en una farmacia, no hay conflicto. No podemos oponernos a que cuiden su salud de la mejor manera que consigan", señaló Vázquez.

Agregó que, ante este pendiente que tiene el Estado peruano con los pacientes usuarios de cannabis, Cann Farm Perú está dispuesto a trabajar con las asociaciones de cultivo medicinal.

"Nosotros tenemos licencia de cultivo, como tenemos fundo con un sistema de seguridad validado, queremos hablar con asociaciones que, si hay personas que necesitan una genética específica, pueda ser trabajado al mínimo costo de producción. Podríamos trabajar un programa con las asociaciones, acoger esas plantas amparadas con nuestra licencia", dijo.
"Creemos que hay oportunidades de colaboración, que existe la posibilidad de hacer sinergia. La sociedad civil debe siempre buscar cómo mejorar nuestro marco normativo", agregó.

[Foto: Marcha por el Día Mundial de la Marihuana en Lima / Andina]


La primera cosecha

Considerando que a fines de este mes de abril llegarán las semillas de cannabis de Colombia, el presidente de Cann Farm Perú estima que a fines del 2021 tendrá un primer ciclo de producción terminado con los productos en los establecimientos farmacéuticos.


Por otro lado, Vázquez no descartó la posibilidad de que posteriormente se pueda vender también flores (frutos) de cannabis para uso medicinal en las farmacias, ya que la ley no lo prohíbe, pero precisó que eso dependerá de la voluntad de los funcionarios públicos.


Recordemos que la Ley 30681 regula el uso medicinal de la planta y sus derivados. Además, su reglamento define a la cannabis para uso medicinal a las flores de las que se pueden extraer igual o más de 1% de THC. En ninguna parte de la legislación se indica que la norma es exclusiva de los extractos, tinturas o aceites de cannabis. Este asunto es otro de los pendientes de implementar que tiene el Estado peruano.

[Foto: AYEHAB / Getty Images Pro]