Cevallos: Si queremos mejorar el acceso, se debe dar flexibilidad a los Clubes Cannábicos

El exministro de Salud, Hernando Cevallos, señaló que la lucha para defender los derechos de los pacientes usuarios de cannabis es contra los prejuicios y los intereses económicos. Resaltó que no se pueden aplicar las mismas reglas para empresas farmacéuticas a los Clubes Cannábicos, ya que se debe tener flexibilidad con las asociaciones de cultivo.

[Foto: Minsa / Flickr]


Los prejuicios y los intereses económicos de grupos de poder serían la explicación a tantas trabas para acceder a cannabis de uso medicinal en Perú, señaló, este miércoles, el exministro de Salud, Hernando Cevallos. En el curso de actualización organizado por el Instituto Nacional de Salud (INS), Cevallos recordó que, en nuestro país, hay una enorme resistencia a todo lo relacionado con la marihuana, que cuando apenas se escucha la palabra algunos piensan que debe prohibirse.

"No se considera que tenemos países en América Latina y muchos otros más en el mundo que han autorizado incluso el uso recreativo (de uso adulto, sin receta)", dijo el exministro.

Otro factor que explica el limitado acceso a cannabis en Perú son los intereses económicos debido a que las actividades con cannabis son cada vez más lucrativas en la región.

"La lucha es en dos sentidos: primero, la lucha contra los prejuicios, es necesaria una mayor difusión para que la gente entienda los usos medicinales. En segundo lugar, la lucha para que los consorcios, los grupos económicos, no lucren y dejen de lado a los sectores más pobres que necesitan este producto y que no pueden tener acceso. Aquí se juegan intereses porque el cannabis es cada vez un mejor negocio en América Latina", señaló Cevallos.

El excongresista, autor del primer proyecto para Clubes Cannábicos (2016), recordó la importancia de considerar que las asociaciones podrían estar conformadas no solo por pacientes, sino también por especialistas en salud y cultivo.

"Esto estuvo explícito en el proyecto de ley y ahora nos ratificamos en la importancia de las asociaciones, no solo de pacientes y familiares, sino también de profesionales y expertos que puedan contribuir a democratizar el acceso a cannabis, teniendo en cuenta que tenemos enfermedades que podrían aliviarse con esta medicina", dijo Cevallos.

Sobre el proyecto de Reglamento de Cultivo Asociativo, señaló que no se puede poner ninguna traba por prejuicios y menos por intereses económicos que puedan vulnerar los derechos de la población.

"Tenemos que tener mucho cuidado con el camino para que estos Clubes Cannábicos tengan una vigencia real. Si les ponemos muchas trabas, esto va a ser muy complicado. Hay familias que tienen la intención de asociarse, pero si le ponemos trabas, como licencia de funcionamiento municipal y otro tipo de requisitos que sí las podrían cumplir las grandes empresas, estaríamos limitando el desarrollo de los Clubes Cannábicos. En el Reglamento, no debería haber iguales condiciones para las empresas que para asociaciones o Clubes, las condiciones para su funcionamiento y autorizaciones tienen que ser sustancialmente diferentes. La idea es que, si queremos resolver realmente el problema del acceso, esto tiene que simplificarse a favor de las asociaciones para que puedan cumplir su rol", señaló.
"La reglamentación debe respaldar la posibilidad de que las asociaciones o Clubes Cannábicos funcionen y, para ello, se debe tener flexibilidad", agregó.

En su intervención, el exministro de Salud compartió las observaciones que las asociaciones de pacientes y cultivadores vienen preparando para enviar a la actual gestión del Minsa. En ese sentido, resaltó la importancia de que ls funcionarios públicos escuchen a los representantes de las asociaciones de cultivo.

"Hay un tema que no lo hemos contemplado y tal vez por eso no aparece como una urgencia, incluso para los que hemos sido autoridades. Hubo un tema que me preocupó mucho y es la necesidad de que se escuchara a los familiares, que se escuchara a las asociaciones. En ese sentido, es un tema que tenemos que ponerlo en el marco de toda la gestión que se tiene que hacer desde el Estado, que es escuchar a la gente", dijo.

Entre las observaciones que mencionó Cevallos, está la necesidad de precisar que sí está permitido el uso de las flores para vaporizar.

"Tenemos que abrir la posibilidad de la utilización de las plantas en todas sus formas. No solo son los derivados los que pueden usarse, hay experiencias, sobre las que el propio INS ha publicado un informe, que señalan que se pueden usar las flores y otras partes de la planta con importantes beneficios", dijo.

Además, Cevallos hizo referencia a los artículos discriminatorios del proyecto de Reglamento que prohíben que los Clubes Cannábicos tengan participación de personas con antecedentes policiales, penales y judiciales sin considerar la histórica criminalización sufrida por pacientes y cultivadores.

"Hay un elemento que está presente en el Reglamento y es la discriminación. Una de las preocupaciones, y lo vimos en el Congreso, es que muchos familiares tienen denuncias por tener plantas de marihuana usadas para preparar artesanalmente medicina para pacientes, y la ley permite a las fuerzas de seguridad iniciarles procesos", recordó.

Sobre la obligación de incinerar las plantas y semillas sobrantes bajo amenazas de denuncia penal, el exministro consideró que se debe regular con criterio ecológico y orgánico, pero no se debe ordenar que se quemen las plantas. En ese sentido, resaltó que no hay evidencia que pruebe que la autorización del uso medicinal haya generado un incremento del consumo problemático de cannabis.

"Esto no está demostrado y tampoco tenemos que alentar estas restricciones en un país donde tenemos una serie de sustancias tóxicas que tienen libertad para consumirse y publicitarse", dijo.

Por otro lado, consideró que, en estos momentos, deberíamos tener productos con cannabidiol (CBD) de venta libre.

"Se abre la necesidad de ir avanzando, quitar restricciones y permitir que, en nuestro país, se abran las ventanas y facilitar el acceso a la ciudadanía a medicinas como esta, que han estado detenidas por algunos prejuicios y algunos intereses económicos que tenemos que resolver", recalcó.

Además, el exministro hizo referencia a los problemas que sufren pacientes para acceder a recetas especiales y consultas médicas debido a que el Minsa trata a cannabis como un "estupefaciente".


Cevallos recordó que, en el 2016, presentó un proyecto con la participación de pacientes y familiares que necesitaban de esta medicina y se dedicaban a cultivar corriengo graves riesgos penales o tenían que importar productos asuiendo un alto costo económico.


Sobre el porcentaje de pacientes que accede a cannabis a través de vías no reguladas (70% según cifras del Minsa obtenidas por Sativa Info), el exministro dijo que hay algo que no se explica y es que muchas personas no tienen acceso al mercado formal porque no tienen recursos económicos.


Hasta el próximo 15 de agosto, usuarios y cultivadores, y cualquier persona interesada en mejorar el acceso a favor de pacientes, pueden enviar sus observaciones sobre el proyecto de Reglamento para Clubes Cannábicos al siguiente correo: webmaster@minsa.gob.pe