Juntos por el Perú propone despenalizar la cannabis e incluir a asociaciones de cultivo

Propuesta del partido de Verónika Mendoza busca garantizar el acceso informado a la cannabis, sea para fines medicinales o para uso adulto responsable.

[Foto: Andina]

Esta propuesta no es nueva en Verónika Mendoza. En noviembre del 2015, cuando participaba en las elecciones generales del 2016, la actual candidata de Juntos por el Perú (JP) contó a Radio Exitosa que había consumido cannabis e incluso precisó que no le hizo efecto significativo. “Una vez mis amigas me ofrecieron, pero no me hizo ningún efecto y después ya no (consumí). Ya no más porque no se presentó la oportunidad, porque no me interesó. No me hizo efecto”, dijo Mendoza en ese entonces. Consultada sobre la pendiente regulación de la cannabis en esa época, la candidata presidencial dijo que esto sí era posible "con una adecuada regulación del Estado" tanto para fines medicinales como el llamado "uso recreativo".


Más de cinco años después, la situación de la cannabis ha cambiado en Perú, pero el acceso sigue siendo limitado. Actualmente, las personas usuarias de cannabis, que no pueden cultivar su propia medicina, solo pueden acceder comprando productos importados en algunos establecimientos farmacéuticos ubicados en Lima Metropolitana. La otra opción es comprar a pequeños productores que se mantienen en la informalidad, ya que la Ley 30681 excluyó tanto a las asociaciones de cultivo como a las micro y pequeñas empresas, restringiendo la licencia de cultivo a los laboratorios farmacéuticos certificados. Esta característica del mercado peruano es uno de los puntos que el partido JP propone cambiar. Como indica la candidata al Congreso por Lima, la economista Catherine Eyzaguirre (22), en Perú no existe libre mercado, lo que existe es una gran concentración empresarial, monopolios y oligopolios, que se encuentran en sectores tan importantes como la farmacia". "No existe libertad de elección si es que todo tiene un solo dueño", explica Eyzaguirre.


Reparación y justicia para asociaciones

Sobre cannabis, la propuesta concreta la ha explicado el vocero en temas de salud de JP, el abogado Mario Ríos, que candidatea para representar a Lima en el Congreso con el número 8. Ríos propone incluir a las asociaciones de cultivo medicinal y despenalizar la comercialización de la cannabis para otros fines.

"Modificar la Ley 30681 para incluir a las asociaciones e incorporar la despenalización de la cannabis. La idea que estamos trabajando es el concepto de uso informado de la cannabis. Las personas tienen que estar informadas y conocer bien lo que consumen, como ocurre con otros productos", dijo Ríos, magister en salud pública y profesor en la Universidad Peruana Cayetano Heredia (UPCH).

En el caso de la propuesta para las asociaciones de cultivo, Ríos recordó el caso de 'Buscando Esperanza', la asociación de cultivo por la que, en febrero del 2017, el cultivador Luis Gavancho, el médico Juan Lock y Ana Álvarez, madre de un joven con esclerosis tuberosa, fueron injustamente denunciados por el Ministerio del Interior (Mininter) por tener 7 plantas de cannabis con las que preparaban extractos para pacientes. Estos ciudadanos fueron señalados como presuntos autores del delito de tráfico ilícito de drogas, pero al final, la jueza Rosa Zulueta Asenjo ordenó archivar el caso y anular sus antecedentes policiales, ya que la actividad que realizaban estaba amparada en el ejercicio del derecho a la salud y no había tráfico de por medio.


Si bien ha quedado claro que esta actividad no es delito, las asociaciones de este tipo se mantienen en la informalidad, ya que la Ley 30681 solo establece licencias de cultivo a los laboratorios farmacéuticos certificados. Por ello, Ríos señala que desde Juntos por el Perú el objetivo es:

"Reparar el daño generado a las asociaciones por la estigmatización, para que puedan seguir sus tratamientos con asesoría garantizada y no bloquear la posibilidad de que produzcan sus propias medicinas".

Ríos resaltó que si bien estas actividades no son delitos, ciudadanos y familias corren el riesgo por las malas prácticas policiales y que el vacío legal se convierte en una "espada de Damocles" en contra de las madres cultivadoras y los pacientes.


Despenalización para un uso informado

El vocero en temas de salud de Juntos por el Perú considera que uno de los problemas que tenemos en Perú es que "las personas consumen sin tener la debida información sobre los productos y a veces estos pueden hacerle daño". En el caso de cannabis, si bien es una de las drogas más seguras (más que el alcohol y fármacos de uso frecuente), igual es necesaria promover un uso informado.


Ríos también hizo referencia a los micro y pequeños productores que también han quedado excluidos de la regulación vigente.

"Lo que se busca es formalizar pensando en los que quieren comercializar y son micro y pequeñas empresas. Aquí en lugar de reactivar la economía y alentar la generación de empleo, se está persiguiendo. Un criterio básico es la formalización de las actividades que actualmente se están desarrollando, formalizar todas las formas en la que se esté produciendo cannabis. Lamentablemente, el Estado les está negando el derecho a formalizarse, deberían tener el mismo trato que otras empresas", explicó.

Como en estos casos se trata de comercialización, la propuesta de JP es que se tramiten los registros sanitarios correspondientes, sea ante la Dirección General de Medicamentos, Insumos y Drogas (Digemid) o la Dirección General de Salud Ambiental (Digesa), como cualquier otro tipo de productos de consumo humano.


Medidas concretas

En un eventual gobierno de JP, se tomarían las siguientes medidas, dice su vocero en temas de salud:


- Crear un registro de asociaciones de cultivo medicinal de cannabis (con receta médica)

- Incluir una opción en el registro de pacientes para señalar que se van a dedicar al autocultivo

- Para el caso de usuarios no medicinales (uso adulto responsable), no será necesario tener un registro

- Programas de capacitación para personas que se van a dedicar al cultivo

- No permitir abusos de la Policía: invitar a ciudadanos para que denuncien los casos


El autocultivo no es delito en Perú

En Perú, cultivar cannabis para el propio consumo no es delito: el Artículo 296 del Código Penal se refiere al tráfico ilícito de drogas. Ni la posesión ni el autocultivo (sin importar cantidades) son delitos porque son actos que se basan en el derecho al libre desarrollo de la personalidad y no tienen relación con la comercialización, han explicado los abogados Pedro Vera, Leonardo Latinez y, recientemente, el exprocurador José Ugaz. Si bien el Código Penal es claro, la criminalización contra ciudadanos que usan cannabis es un problema real que afecta derechos humanos. Durante la pandemia, los casos de detenciones arbitrarias y extorsión por posesión y autocultivo han ido en aumento. Estas malas prácticas policiales y fiscales se dan en un contexto en el que se viene implementando la Ley 30681 y a pesar que, en diciembre del 2020, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) reconoció de manera oficial que la cannabis es medicinal, en base a un informe científico de la Organización Mundial de la Salud (OMS).


Cáñamo: sustancia no controlada en Perú

De acuerdo al Reglamento de la ley que regula la cannabis de uso medicinal en Perú (Decreto Supremo Nº 005-2019-SA), la planta de cannabis que tenga menos de 1% del psicotrópico tetrahidrocannabinol (THC) es denominada como "cáñamo" o "hemp" y es considerada una sustancia no controlada y excluida de fiscalización sanitaria. De este tipo de cannabis, se extrae cannabidiol (CBD), una sustancia que "no tiene propiedades psicoactivas ni potencial de generar adicción y dependencia". "Tampoco causa efectos dañinos significativos", agregó la OMS en su informe del 2019.


Lamentablemente, el Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri), a quien se le dio un plazo de 60 días hábiles, que han corrido desde el 21 de febrero del 2019, aún no cumple con establecer criterios y condiciones para el cultivo e industrialización del cáñamo. En agosto del 2020, consultado por Sativa Info, el Midagri respondió que no contaba "con habilitación prevista en ley que permita la implementación de una regulación especial para el uso del cáñamo con fines distintos al medicinal y/o terapéutico”.


Mercado potencial

Actualmente en Perú, según información del Ministerio de Salud (Minsa), hay más de 10,000 personas inscritas en el Registro Nacional de Pacientes Usuarios de Cannabis de Digemid. De acuerdo con estimaciones del Centro de Estudios del Cannabis de Perú, en todo el país hay más de 7 millones de pacientes que se podrían ver beneficiados con la cannabis.