Los detalles del primer dispensario de cannabis de uso medicinal en Perú

Actualizado: 26 sept 2021

Ricardo Rivera-Schreiber, gerente general de Cannabis & Co, cuenta los detalles del proceso por el que tuvo que pasar para obtener todos los permisos para abrir la primera botica especializada en cannabis del país.

dispensario, botica, cannabis, marihuana, hemp, cbd, thc, lima, miraflores, peru
Local de Cannabis & Co, primera botica especializada en cannabis en Perú.

Se ha dado un paso más en este camino lleno de dificultades hacia el acceso real a cannabis en Perú. Si antes informábamos acerca de la primera licencia de cultivo de cannabis para uso medicinal, ahora compartimos la noticia de la apertura de la primera botica especializada en esta medicina natural. El 12 de mayo del 2021, en el distrito de Miraflores (Lima), abrió sus puertas Cannabis & Co, empresa peruana que, tras más de dos años y medio de trámites, ha logrado obtener todos los permisos para ser formal.


Ricardo Rivera-Schreiber es gerente general de Cannabis & Co SAC, empresa que cuenta con licencia de importación y comercialización de derivados de cannabis. También es conocido por haber sido campeón nacional de motociclismo. Sin embargo, una experiencia familiar hizo que de el giro y decida emprender en el sector del cannabis para uso medicinal. Con una hija con problemas neurológicos, recibió la sugerencia de un médico de probar con cannabidiol (CBD), la sustancia anticonvulsivante y ansiolítica de la planta. La terapia fue efectiva y, con experiencia previa como usuario de lo que popularmente se conoce como "marihuana", decidió investigar más sobre el tema y viajó a Colombia y Estados Unidos, donde asistió a conferencias internacionales sobre cannabis. Estuvo un mes en California, donde pudo visitar los dispensarios de cannabis de uso adulto y ahí nació su idea de poder regresar a Perú y emprender un proyecto acorde a la realidad y la legislación local.

"Regresando de mi viaje, decidí poder dar esta opción a mucha gente que no la conoce, poder hacer conocida la otra parte de la cannabis, una parte médica increíble, que tiene propiedades espectaculares si es bien administrada y cambiar la idea de que solo se usa para fumar y recrearse", cuenta Rivera-Schreiber en declaraciones a Sativa Info.
"Me imaginé un dispensario de cannabis, un sitio donde podamos promocionar de alguna manera al cannabis y sus propiedades a través de la educación y de manera seria, lo que implica asumir una responsabilidad de demostrar que los prejuicios sobre esta planta no son ciertos", agrega el gerente de Cannabis & Co.

En noviembre del 2018, ya con la Ley 30681 promulgada y en pleno proceso de reglamentación, junto a otros cuatro socios, Rivera-Schreiber decidió iniciar los trámites necesarios para poder abrir ese dispensario que proyectaron. Más de dos años después, recién han podido abrir las puertas de su local en Miraflores. En el camino, cuenta, han encontrado varios obstáculos desde el tema financiero hasta el burocrático.

"Hemos pasado por cosas anecdóticas que ahora podría reírme pero en su momento fue complicado. Tuvimos problemas con los bancos por el nombre que teníamos, no querían abrirnos cuentas. Uno de los bancos nos pidió 1 millón de soles para abrir la cuenta, solo por el nombre; en otro banco nos mandaron al área legal para que investiguen a todos los socios. Nos hicieron sentir como delincuentes", dice el empresario.

Por otro lado, también tuvieron problemas con la Digemid con los permisos y la información que solicitaba la autoridad sanitaria.

"Nosotros enviábamos y nos objetaban varias veces el mismo punto, subsanábamos y nos volvían a observar, pero me imagino que esto fue porque somos los primeros. Ha sido todo un proceso, es la primera vez en todo. Cuando entraron a hacernos la primera inspección, vieron el local y les cambió la expresión totalmente, se preguntaban si esto de verdad era una botica. Nos preguntaron dónde íbamos a tener los productos y se sorprendieron cuando vieron el almacén con anaqueles con llaves y zonas especiales para sustancias psicotrópicas, pero eso es lo que exige la ley", cuenta el gerente de Cannabis & Co.

De acuerdo al Reglamento de la Ley 30681, el cáñamo, la variedad de cannabis con menos de 1% del psicotrópico tetrahidrocannabinol (THC), es sustancia no controlada. Hace unos meses en Miraflores, unos jóvenes decidieron emprender con la venta de flores de cáñamo y fueron detenidos y denunciados penalmente por delito contra la salud pública en el caso Highway. Ahora, afrontan el proceso en libertad y podrían marcar un precedente. Al respecto, Rivera-Schrieber señala lo que su empresa tuvo que hacer para operar de manera totalmente formal.

"Tenemos que tener todos los productos con registro sanitario, así lo hayamos importado de manera legal porque actualmente podemos importar CBD sin problemas, solo pagando los impuestos, pero no los podemos comercializar. Para poder comercializar un producto de consumo humano en Perú, se debe tener registro sanitario, no hay otra opción. Lo otro es venderlo boca a boca, hacer una página web, pero en algún momento aparecerán los problemas", advierte.

Como ejemplo, señaló que se demoró ocho meses en obtener el registro sanitario del primer producto de CBD que importaron de Estados Unidos. Faltan siete registros más que están en trámite de un total de doce distintos productos que están por llegar a la tienda.


En ese sentido, Rivera-Schreiber considera que la regulación debería mejorar, al menos, acortando los plazos de los trámites burocráticos, ya que en un momento del proceso para obtener los permisos del dispensario, presentó documentos y ni siquiera sabían en Digemid quién debería recibirlos y cómo procesarlos. Incluso, por ser los primeros en hacer estos trámites, el protocolo de seguridad que hicieron para obtener la licencia de comercialización, luego fue enviado por la autoridad sanitaria como un referente para las boticas de cannabis.


Cómo es la atención

Se trata de un dispensario, un establecimiento farmacéutico en el que se brinda asistencia especializada acerca de cannabis para uso medicinal. Para la compra, es requisito, según ley, estar inscrito en el Registro Nacional de Pacientes Usuarios de Cannabis en la web de Digemid. Además, se debe contar con una receta médica simple en el caso de productos que solo contengan CBD y una receta especial en caso de que contenga THC, sustancia efectiva contra el dolor crónico, la esclerosis múltiple, contra las náuseas y vómitos en casos de pacientes con cáncer que llevan quimioterapia, entre otras enfermedades.


En caso sea necesario, Cannabis & Co ofrece orientación en la inscripción y para sacar una cita con un médico capacitado en cannabis.


¿Qué productos se pueden encontrar?

Actualmente, Cannabis & Co cuenta con:


- Fórmulas magistrales con 5% de CBD y 0,2% de THC.

- Pastillas gel con 25mg de CBD

- Epifractan (aceite sublingual de CBD)

- CBD de la marca Futura Farms

- La próxima semana, llegarán aceites sublinguales de CBD de la marca Cannabidiol Life de EEUU.

- A fines de este mes, llegará 1 litro de THC con 95% de concentración para preparar fórmulas magistrales. Este sería el primer lote de THC formal en Perú para elaborar extractos personalizados.

- También se tiene proyectado preparar óvulos, cremas, jabones, aceites y todo lo que los médicos indiquen a los pacientes, ya que Cannabis & Co también es una farmacia magistral.


Como hemos explicado anteriormente, los tratamientos con cannabinoides son personalizados y personas con diagnósticos similares podrían necesitar de un producto distinto para una terapia efectiva. Por ello, la importancia de las fórmulas magistrales y la posibilidad de poder preparar extractos con ratios como 1:1, con igual concentración de CBD y THC o incluso niveles superiores del psicotrópico. Esto marca la diferencia con los extractos estandarizados, como los que vende Digemid, Inkafarma y Mifarma.

"Hay muchas variedades y no todas van a tener el mismo efecto, por eso es bueno tener diversidad de opciones. Pero si solo tienes un solo aceite en una sola dosificación como venden en DIgemid, no hay opción para el paciente y si a la persona no le hace efecto, podría abandonar la terapia, el proceso se rompe y pensaría que la cannabis no funciona", dice el gerente de Cannabis & Co.

¿Es posible la venta de flores?

Si bien la Ley 30681 no prohíbe el uso de flores (frutos) de cannabis y hay médicos en Perú que recomiendan la vaporización de cannabinoides, las autoridades, tanto sanitarias como policiales, siguen interpretando la norma con el sesgo prohibicionista y criminalizador. Recordemos el caso del Dr. Max Alzamora, quien fue denunciado por la Policía por una receta que indicaba vaporización de flores de cannabis, denuncia que finalmente fue archivada por el Ministerio Público al reconocer la evidencia científica y el sustento legal de que estaba dando un servicio de salud y no atentando contra ella. Al respecto, el gerente de Cannabis & Co señala el problema que ha encontrado para la venta de flores de cannabis.

"Con la licencia que ha obtenido Cann Farm Perú, para cultivar y producir, deberíamos poder llegar a tener flores, pero el problema es que la norrmativa te exige que el laboratorio esté en la misma zona del cultivo. Según el reglamento, se debería sacar las flores, pasarlas al laboratorio y ahí mismo producir el extracto, para no trasladar las flores", dice.

Rivera-Schreiber reconoció que hay pacientes en Perú que vaporizan flores de cannabis y que esta vía de administración es una de las mejores y más sanas formas de consumir cannabis.

"Es puro vapor de cannabis, puros cannabinoides, no hay ninguna combustión. Por ejemplo, el Volcano se usa en hospitales de Estados Unidos. Es una de las formas más sanas de poder hacerlo, pero se necesitan flores. Vamos a llegar a eso, de todas maneras. Hay que tener un poco de paciencia, perseverancia y demostrarle a las autoridades que esto es un tema serio, que estamos para enseñar y no para sacarle la vuelta a la ley. Estamos para trabajar en contra de las cosas que no deben ser. El Perú está para entrar a un tema formal hace rato. Tenemos que formalizar las cosas", señala.

A espera de cannabis peruano y formal

El gerente de Cannabis & Co espera poder contar pronto con producción nacional. De esta manera, dejaría de tener solo productos importados de Colombia y Estados Unidos y pasar a tener productos peruanos, cuya calidad sería "una de las mejores del mundo como lo ha sido siempre", dice.

"Cuando podamos tener a proveedores y cultivadores locales formales, podremos hacer la trazabilidad de los productos. Esa sería una garantía de tener un producto de calidad. Lamentablemente, hay algunos productos informales que no brindan garantía del contenido, como se ha evidenciado en el análisis realizado por el químico farmacéutico Pedro Wong en la Universidad San Marcos", recuerda Rivera-Schreiber.

El gerente de Cannabis & Co opina que "mantener el cannabis en la informalidad es como mantenerlo a escondidas y a oscuras".

"Ya no estamos para eso, estamos en un momento en el que la gente lo debe conocer, deben quitarse el prejuicio y que conozcan todas sus presentaciones, y que si una persona es adulta y quiere consumirlo para otros fines, lo pueda hacer al igual que se hace con otros productos como cervezas o cigarrillos de tabaco. Este es un tema de educación", dice.

En ese sentido, cabe señalar que, para emprender en este sector tal cual está la normativa, hay que tener bastante respaldo económico, como reconoce el gerente de Cannabis & Co.

"Somos cinco socios que felizmente pudimos soportar porque hemos estado cinco meses cerrados, manteniendo el dispensario cerrado porque no lo podemos abrir sin tener los permisos aprobados, tenemos que tenerlo todo listo, prácticamente operativo. Tuvimos que invertir, hacer el local y de ahí pedir los permisos. Si no tienes un respaldo económico, crudamente dicho para aguantar más de cinco meses de para, es sumamente duro. Ahorita estamos sufriendo un poco porque nos ha costado bastante esfuerzo, bastante dinero soportar todo", cuenta.

Cannabis & Co se ubica en el distrito de Miraflores en Lima, en Av. Federico Villareal 472, Santa Cruz. La atención solo es presencial, ya que, según la ley vigente, no está permitida la venta ni publicidad por Internet.