Perú tiene dos leyes cannábicas, pero el Gobierno no las sabe implementar

En el 2017, Perú reconoció que la cannabis es medicinal y terapéutica; sin embargo, los cultivadores siguen siendo criminalizados y los cannabinoides siguen siendo regulados como si fueran sustancias peligrosas. En su Mensaje a la Nación, el presidente Pedro Castillo solo mencionó a la planta medicinal para informar que se habían quemado 33 toneladas de flores.

[Foto: Presidencia Perú / Flickr]


A pesar de que Perú tiene dos leyes que reconocen que la cannabis es medicinal y terapéutica, el Gobierno mantiene políticas conservadoras con la planta ancestral y criminalizadoras contra quienes la cultivan y consumen. A casi cinco años de la Ley 30681, que le dio la exclusividad de las licencias a la industria farmacéutica, el Ministerio de Salud (Minsa) solo ha otorgado una licencia de cultivo a un laboratorio. Además, la Ley 31312, que reconoció la legalidad de la Producción Artesanal con Cultivo Asociativo, ya lleva más de un año sin Reglamento mientras las asociaciones, conformadas por pacientes y cultivadores, están expuestas a denuncias penales por una trampa de la norma, que no respeta los derechos fundamentales a la salud y a la libre asociación.


El pasado 25 de julio, se cumplió un año desde que el Poder Ejecutivo promulgó la Ley de Producción Artesanal con Cultivo Asociativo, pero los altos funcionarios del Estado no se han pronunciado al respecto. En su Mensaje a la Nación, este 28 de julio, el presidente de la Republica, Pedro Castillo, solo mencionó a la cannabis para informar del decomiso de más de 33 toneladas de flores, las que se prevé han sido incineradas en cumplimiento de la absurda política sobre drogas.

"Durante mi gestión se han ejecutado 762,300 operativos desplegados a nivel nacional, logrando la detención en flagrancia de 231,800 personas al margen de la ley, así como la desarticulación de 211 organizaciones criminales, 10,000 bandas delictivas, captura de 61,000 requisitoriados, decomiso de más de 35 toneladas de pasta básica de cocaína, más de 27 toneladas de clorhidrato de cocaína, y más de 33 toneladas de marihuana, e incautación de 6,450 armas de fuego", dijo Castillo en su Mensaje Presidencial.

Esta única mención a la cannabis, incluida en el tema de seguridad ciudadana, refleja la mirada conservadora que tiene el presidente Castilllo sobre una planta medicinal que tiene el potencial para mejorar la salud de aproximadamente 7 millones de personas en todo el país, según una estimación del Centro de Estudios del Cannabis de Perú.


A pesar de que la salud de más de 30,000 pacientes está en juego, el actual ministro de Salud, Jorge López Peña, no ha invitado a los representantes de las asociaciones conformadas por pacientes y cultivadores. El 24 de mayo pasado, a través de Javier Llamoza, miembro titular del Consejo Nacional de Salud (CNS), las asociaciones enviaron una carta dirigida al ministro de Salud para coordinar una reunión. Este documento ha pasado por los despachos del viceministro de Salud Pública, Joel Candia; el director general de la Dirección General de Intervenciones Estratégicas en Salud Pública, Alexis Holguín; los psiquiatras conservadores Carlos Bromley y Yuri Cutipé; y, finalmente, por el de la Dirección General de Medicamentos Insumos y Drogas (Digemid), que dirige Lida Hildebrandt. Hasta el cierre de esta nota, ningún funcionario público ha respondido la carta de los pacientes.


Esta falta de diálogo entre el Ejecutivo y las organizaciones sociales cannábicas es preocupante, considerando que más del 70% de pacientes accede a cannabis a través de vías no reguladas y que el próximo 15 de agosto se vence el plazo para que el Minsa reciba observaciones a la segunda versión del proyecto de nuevo Reglamento, que incluye a la Producción Artesanal con Cultivo Asociativo.


En este contexto de incertidumbre política, los funcionarios públicos de los organismos que intervienen en la regulación de la cannabis, como la Digemid y la Dirección Antidrogas (Dirandro) de la Policía Nacional del Perú (PNP), han confirmado su asistencia al Primer Congreso Internacional de Cannabis y Entéogenos en Perú, organizado por la Asociación Peruana de Medicina Cannabinoide (Apemedcann). Este evento tiene el objetivo de reunir a expertos para presentar la evidencia científica actual del cannabis y otras plantas enteógenas. Además, se ha invitado a representantes de pacientes y cultivadores para que compartan sus preocupaciones sobre el proyecto de nuevo Reglamento.


Para el 2 y 3 de setiembre, días en los que se llevará a cabo este congreso internacional de Apemedcann, se espera que el Estado peruano haya mejorado el Reglamento de la Ley de Producción Artesanal con Cultivo Asociativo. Ante ello, las asociaciones han solicitado al Minsa que la implementación se base en evidencia científica con un enfoque de derechos humanos, considerando que la norma puede beneficiar a más de 30,000 pacientes de todas las regiones del Perú, según el Registro Nacional de Pacientes Usuarios de Cannabis (RENPUC), que está en constante crecimiento.


Las personas interesadas en mejorar el proyecto de nuevo Reglamento, que incluye a la Producción Artesanal con Cultivo Asociativo, pueden enviar sus observaciones al siguiente correo: webmaster@minsa.gob.pe


- Para 20% de descuento en entradas al Primer Congreso Internacional de Cannabis y Entéogenos en Perú usa el código SATIVAINFO20.